Follow by Email

12 feb. 2012

CAPACITACIÓN EN EMPRESAS

Cuando desarrollamos una actividad de capacitación, resulta esencial considerar -entre otras tantas variables- los objetivos de la misma, a quienes está destinada, los intereses laborales y personales puestos en juego, así como los lugares que ocupan las personas que participan de la actividad de Capacitación. La gestión del talento, el rendimiento esperado por la Organización , las potencialidades y desarrollo de las personas en toda sus dimensiones, debieran atenderse, a partir de una clara conciencia del capacitador, respecto de cuales son sus propios límites en relación al respeto por cada persona, su independencia, su capacidad crítica, sus necesidades ... No se trata de "modelar" o "moldear" la subjetividad, sino de favorecer su crecimiento, en consonancia con la actividad que realiza y las metas que deseare y pudiere compartir. Ello es atinente a nuestro rol y condición ética de la tarea como capacitadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario